En 2016, Río Negro adjudicó el área exploratoria más grande de la provincia a la empresa YPF

Se trata del área exploratoria Chelforó, que fue adjudicada a YPF a través de la primera licitación pública de áreas hidrocarburíferas que se hizo en el país tras las modificaciones introducidas por la Ley Nacional 27.007, sancionada a fines de 2014.

“Forma parte de la estrategia provincial para consolidar a Río Negro dentro del conjunto de provincias con mayor potencial hidrocarburífero, a partir de la posibilidad de seguir sumando a nuestras ya importantes reservas. Aguardamos que este año podamos continuar con este camino, por lo que en breve habrá importantes novedades”, adelantó el secretario de Estado de Energía, Sebastián Caldiero.

Los trabajos en el área Chelforó se iniciaron a mitad del año pasado y continuarán, como mínimo, hasta 2019. Durante ese tiempo significará inversiones por casi U$S8.000.000, lo cual se traducirá en más trabajo ligado a la actividad, en un momento de retraimiento del mercado petrolero en general.

“Por lo pronto son trabajos netamente exploratorios, lo cual no prevé en esta primera instancia perforaciones de pozos”, aclaró el funcionario, quien en octubre pasado organizó una reunión informativa entre la empresa YPF y los representantes de municipios comprendidos dentro del nuevo bloque exploratorio.

Caldiero informó que “en diciembre culminó la prospección aerogravimagnetométrica que se hizo con un avión especial que sobrevoló parte de la barda norte, tal cual se les comunicó a los intendentes”.

El objetivo de las tareas que desde el aire desarrolló YPF es detectar el relleno sedimentario y altos basamentales. Luego vendrá un reproceso de la sísmica 2D existente, para su mejoramiento y obtención de una mejor visualización; una prospección geoquímica de superficie, con el objetivo de determinar anomalías que indiquen posibles acumulaciones de hidrocarburos, puntos de fuga y presencia de roca madre; además de nuevo levantamiento sísmico en 2D, para la interpretación estructural y estratigráfica regional.

“En Río Negro tenemos el privilegio de contar con gas y petróleo en nuestro suelo, lo cual no sólo nos obliga a desarrollarlo con responsabilidad y en forma eficiente, sino que también debemos propiciar a través de políticas claras un mayor esfuerzo exploratorio por parte de las compañías para ampliar nuestro conocimiento geológico, lo cual nos llevará a incorporar nuevas áreas productivas”, reflexionó Caldiero.

Cabe destacar que la superficie donde se realizan los trabajos exploratorios comienza en la barda norte, por encima de lo que se conoce como valle productivo, hasta las inmediaciones del río Colorado. Allí, la compañía estatal YPF buscará hidrocarburos en sintonía con la estrategia provincial, de trabajar en forma activa en la posibilidad de sumar nuevas reservas.

El titular de Energía señaló que “de resultar esos trabajos positivos, se ingresaría a un segundo período exploratorio, por otros tres años, comprendidos entre 2019 y 2022, donde tendría que realizar otras tareas y recién allí podría pensarse en la perforación de un primer pozo exploratorio para ver si puede resultar descubridor de hidrocarburos en el área o no”.