Técnicos del EPRE recorren la provincia para extremar controles y mejorar el servicio eléctrico

Un grupo de técnicos del Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE) inició una serie de auditorías en distintos puntos de la provincia donde se detectaron recurrentes inconvenientes en la prestación del servicio público de electricidad.

“Estuvimos primero en el balneario El Cóndor, luego en Chichinales, Sierra Colorada, Los Menucos y a comienzos de esta semana hicimos lo propio con El Bolsón, El Manso, El Foyel, Ñorquinco y la Comisión de Fomento de Río Chico”, contó el presidente del EPRE, Néstor Pérez, quien acompañó a la comitiva y respondió a las inquietudes de los pobladores del lugar.

“Con estas visitas aspiramos a mejorar el control que realizamos sobre las tres distribuidoras eléctricas que operan en Río Negro, por lo que las seguiremos haciendo durante el resto del año en cada sector donde lo consideremos necesario o a partir de la solicitud de los propios vecinos o de sus representantes”, adelantó Pérez.

El funcionario reconoció que “no es casualidad que los primeros recorridos se hayan iniciado por sectores abastecidos por la empresa EdERSA”.

“Además de tener la concesión del servicio en la mayoría de nuestro territorio, ostenta un alarmante deterioro en la calidad de servicio, según los indicadores que medimos en el EPRE como la cantidad de cortes y el tiempo promedio por interrupción”, añadió.

Pérez informó que a partir de la detección de graves falencias en el servicio, desde el organismo regulador se puso en marcha un plan de tres ejes. “En primer lugar nos comprometimos a tener presencia activa en estos lugares en forma periódica. No sólo para la atención de usuarios y recepción de reclamos, sino aportando personal que pueda realizar los informes técnicos que se necesitan para evaluar la rotura de electrodomésticos, en los sectores donde no hay un técnico disponible”, indicó.

“Por otra parte, si bien esta es una tarea que en realidad debería hacer la distribuidora, acordamos que personal calificado del EPRE hará revisiones técnicas en las redes para evaluar y proponer las modificaciones que redunden en una mejora en la calidad del servicio eléctrico”, agregó.

Y finalmente, Pérez contó que “otra de las cuestiones que se auditará será todo lo relacionado con la atención comercial a los usuarios en los espacios que hoy tienen disponibles tales como el cumplimiento de los horarios de apertura, la obligación de tener un libro de queja habilitado y los medios de pago disponibles”.