Acordaron elaborar un plan de contingencia conjunto por la situación eléctrica de General Roca

A instancias de la Secretaría de Energía provincial hoy se realizaron dos reuniones donde se acordaron medidas para ayudar a garantizar el abastecimiento eléctrico en General Roca y sus alrededores, tras las recientes interrupciones en el suministro.

Por la mañana, los cuadros técnicos relacionados con la actividad se encontraron en la sede cipoleña del Sindicato de Luz y Fuerza de Río Negro y Neuquén, con la participación de la empresa estatal Transcomahue, la distribuidora EdERSA, el Ente Provincial Regulador de la Electricidad y los representantes de los trabajadores.

Por la tarde, se hizo una reunión en las instalaciones que el consorcio Productores Argentinos Integrados (PAI) posee en General Roca donde no sólo se sumaron referentes de la actividad frutícola, sino también del comercio y de la industria local.

Allí se expusieron las causas de la salida de servicio de la Estación Transformadora General Roca ocurrida a comienzos de esta semana, en un momento del año en el cual se encuentra operando al límite de su capacidad, donde se combinan las altas temperaturas con los picos anuales de demanda por la actividad frutícola. A su vez se indicó que está en proceso de investigación la ocurrencia de los sucesos anómalos que provocaron la falla en las instalaciones de la transportista.

Desde la Secretaría de Estado de Energía se propuso la elaboración de un plan de contingencia que otorgue previsibilidad cuando exista probabilidad de restricciones en el servicio eléctrico con el fin de informar con anticipación a los sectores que puedan verse afectados. La confección de la logística operativa y comunicacional estará a cargo de un equipo compuesto por técnicos de EdERSA y el EPRE.

También se propuso sumar a otros sectores que no estuvieron en la reunión con el fin de participar en forma activa para abordar la coyuntura. Se invitará a participar al Municipio, a organizaciones intermedias y otros grupos de usuarios.

Tras el encuentro, el secretario de Estado de Energía, Sebastián Caldiero, explicó que “la intervención del Gobierno Provincial surge a partir de la necesidad de garantizar la coordinación operativa y técnica entre la distribuidora y la transportista. Y se sumó a los grandes usuarios del sector frutícola porque son quienes hoy absorben el 50% de la capacidad de despacho de energía para la ciudad”.

“Entre todos debemos hacer un esfuerzo para cuidar a la principal economía del Alto Valle. Es indispensable garantizarle la máxima energía disponible al complejo frutícola para tener una mayor producción y que no se vea afectada la comercialización futura”, añadió.

Finalmente, el funcionario resaltó la importancia que reviste la necesidad de culminar con la interconexión por parte de la distribuidora al nuevo centro de distribución inaugurado recientemente por el Gobernador en la ET Roca. “Eso fue algo que también se abordó porque va a evitar que este que este tipo de eventos se reitere. Una vez que se haga la vinculación, para lo cual ya se está trabajando en forma coordinada con EdERSA, contaremos con el respaldo de tecnología de última generación y no como la actual, que data de la década del 70, cuando fue construida la Estación”, concluyó.

Caldiero estuvo acompañado por la secretaria de Energía Eléctrica, Andrea Confini; el secretario de Fruticultura, Carlos Banacloy; por el EPRE, su presidente, Néstor Pérez; y el responsable del área Técnica, Agustín Vidal; el presidente de Transcomahue, Marcos Crescimone; por la distribuidora EdERSA, su gerente comercial, Fernando Sánchez y su gerente de operaciones, Leonardo Iriarte; por la Cámara de Agricultura Industria y Comercio (CAIC), Miguel Grasso y por el Grupo PAI SA, Roberto Garrido, Germán Barzi, Leonardo Lustig, Gustavo Isla y Sergio Riskin.